Atención telefónica

WhatsApp: (81) 1807-8104

o vía correo electrónico a:

contacto@logycom.mx

By

¿Qué son y cómo funcionan los servicios logísticos de valor agregado?

En el contexto actual de globalización de mercados y auge del comercio electrónico, las oportunidades de negocio en el ámbito internacional están disponibles para aquellas empresas que quieran tomarlas. Sin embargo, esto implica un nivel de competitividad mucho mayor, lo que a su vez demanda productos o servicios con un valor sensiblemente superior al de la competencia. Es aquí donde entran los llamados servicios de valor agregado (SVA).

En este artículo le explicaremos cómo funcionan estos servicios en logística, y por qué le conviene adquirirlos con algún proveedor especializado como Logycom, particularmente para el almacenaje y distribución de materiales y mercancías.

Logycom almacenaje y distribucion valor agregado

Definiciones básicas

En términos generales, el valor agregado es la cualidad de las mercancías producidas o de los servicios ofrecidos que va más allá de lo esperable en función de las materias primas empleadas o los recursos disponibles.

En el caso de las operaciones logísticas, lo que se busca es que los productos o servicios cumplan las demandas de los consumidores en términos de conveniencia (rapidez en la entrega), calidad (satisfacción) y personalización de la oferta (que encuentren justo lo que buscan).

Así, cuando hablamos de SVA nos referimos a la capacidad de un proveedor logístico de entender el negocio y las necesidades del cliente y, en consecuencia, entregar un servicio de calidad, optimizado, innovador y flexible; de forma rápida, eficiente y con visibilidad.

A continuación veremos cómo estos servicios impactan la calidad de los productos o servicios de su empresa en los niveles de infraestructura, operativo y estratégico.

Tipos de SVA

De acuerdo con el experto chileno Marco Ortega, existen dos formas en que las empresas pueden recibir SVA de un tercero especializado:

  1. Valor agregado en materia de procesos. Son de carácter cualitativo, es decir, implican la optimización o especificación de un proceso estándar (almacenamiento, transporte y distribución, recepción de mercancías, control, etc.) de acuerdo con los requerimientos y necesidades del cliente.
  2. Valor agregado orientado al producto. Comúnmente conocidos como maquila, son aquellos procesos de transformación o adecuación de los bienes. Ejemplos: etiquetado, armado de paquetes (kitting) o promociones, rastreo por sensores, etc.

Otra clasificación atiende la forma en que los SVA aportan soluciones específicas a la estrategia logística de las empresas, en áreas como:

  • Almacenamiento. Se analizan los procesos de almacenaje para determinar el manejo de materiales críticos (como el almacenamiento de perecederos), así como para proponer mejoras (flexibilizar horarios de entrada y salida de almacén, abaratar costes para el cliente, etc.).
  • Transporte. Se revisan las opciones de transporte (por ejemplo, el intermodal como modalidad de transporte combinado integral) para considerar su ampliación o configuración.
  • Distribución. Se analizan formas de flexibilizar los horarios de transporte, ampliar rutas de distribución o incluso adoptar nuevas tecnologías (como el transporte mediante drones para llegar a destinos de especial dificultad).
  • Paquetería urgente. Uno de los servicios clave dentro del ecommerce y las entregas del mismo día/de día siguiente.

En cualquier caso, el proveedor debe realizar un estudio para adquirir un conocimiento profundo y exhaustivo de la compañía a la que sirve, así como de las necesidades del mercado y del modo en el que los competidores tratan de satisfacerlas.

Valor agregado en el almacenaje y distribución

Entre los objetivos del proveedor de SVA, principalmente figuran aquellos relacionados con la calidad, la sostenibilidad, la eficacia o la eficiencia en la prestación del servicio, por supuesto, todos ellos matizados y concretados según los intereses, las potencialidades y, en general, la orientación estratégica de la empresa contratante.

<< ¿Cuáles son las debilidades y fortalezas logísticas de México? >>

Así, un proveedor de SVA en almacenaje y distribución puede ayudar a sus clientes a atender la creciente demanda de personalización de productos y cumplimiento de tiempos de entrega, y a la vez reducir los costos de inventario y transporte.

Adicionalmente, y al cumplir con estándares internacionales, el proveedor logístico puede impulsar las operaciones de comercializadoras e importadoras, especialmente en sectores como el comercio al menudeo que manejan altos volúmenes de inventario.

Conozca la historia de Hy-Ko México, un caso de éxito en la contratación de servicios integrales de valor agregado:

Por todo lo anterior, contar con un proveedor de almacenaje y distribución como Logycom le ayudará a llevar sus mercancías a todo el país, así como a elevar sus niveles de satisfacción en términos de calidad y tiempos de entrega.

Confíe en nuestros servicios de valor agregado para la recepción y descarga de sus materiales en nuestros almacenes, así como para el control, paletizado y acondicionamiento de sus mercancías para el posterior suministro a sus clientes.

CTA-servicios-logycom-Jul19