Nuestras categorías

 

Impuestos, cuotas y aranceles: cómo evitar costos extra al importar

Las empresas en México que importan materiales o mercancías de procedencia extranjera bien saben que, antes de cumplir su función dentro del país – consumo, fabricación o venta -, éstos insumos deben atravesar por su fiscalización tributaria en el sistema aduanal.

Así, y junto con los requisitos de documentación y trámite, un factor muy importante en el proceso de importación es el pago de contribuciones fiscales y aduanales de modo que, junto con los costos y tiempos logísticos y de transporte, se logre la puesta a punto de los objetivos comerciales de la organización.

Por el contrario, y de no contar con una buena asesoría en comercio exterior, su operación corre el riesgo de incurrir en costos adicionales ya sea por desconocimiento, omisión o error de procedimiento.

En este artículo de Logycom revisamos los básicos del proceso de importación y le ofrecemos algunos consejos para evitar gastos extra al importar.

¿Qué impuestos hay que pagar para importar?: clasificación rápida

En ocasiones anteriores ya hablamos de los principales impuestos al comercio exterior en México, así que aquí sólo les compartimos un resumen de cómo se clasifican los impuestos aduaneros en México, además de los aranceles que se deben considerar al momento de importar:

  1. Impuesto General de Importación (IGI). Es el valor que tienen las mercancías en la aduana. Depende de la fracción arancelaria conforme a la Tarifa de la Ley de los Impuestos Generales de Importación y de Exportación, o a la Tabla de Desgravación de México prevista en cada uno de los tratados de libre comercio firmados con otros países. Este puede presentarse en tres formas:
  • Ad valorem: se expresa como un porcentaje sobre el valor en aduana de la mercancía.
  • Específicos: es cuando se expresa en un monto monetario por unidad de la mercancía importada.
  • Mixtos: se presenta cuando se combinan las dos anteriores.
  1. Impuesto al valor agregado (IVA). La tasa de 16% es un pago normalizado en casi todas las operaciones de importación, excepto en casos de empresas registradas en programas de fomento al comercio exterior como IMMEX.
  2. Otros impuestos. Se ejercen en la importación de mercancías específicas como son:
  • ISAN – Impuesto Sobre Automóviles Nuevos.
  • IEPS – Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (de 25 a 160% según el producto), se aplica en particular a bebidas alcohólicas, cigarros, combustible o cualquier otro producto que esté dentro de esta clasificación.
  1. Derecho de trámite aduanero. Es la contribución que se genera por las operaciones aduaneras e involucra el uso del pedimento.
  2. Otras cuotas aduanales. Además de los honorarios del agente aduanal o comercializadora que lleva a cabo la operación importación, aquí también entran pagos de aprovechamientos como la prevalidación de pedimentos.

Costos extra: ¿Qué gastos afectan al costo de las importaciones?

Una vez cubiertas las contribuciones, cuotas e impuestos aduaneros de aduana, la parte importadora aún tiene que estar atenta al pago de derechos adicionales por incumplimiento a las obligaciones en materia de restricciones y regulaciones no arancelarias. Estos son:

  • Cuotas compensatorias. Son los montos (porcentaje sobre un precio internacional de referencia) que se imponen a ciertas mercancías para igualar el precio de un producto extranjero respecto a un producto nacional.

Dicho de otra manera, y en voz del experto Luis Ceballos, “son una especie de impuestos de castigo que se te cobran cuando traes mercancías que afectan a tu país”. El ejemplo más clásico es el calzado, que compite con productores de Asia quienes fabrican y distribuyen sus mercancías mediante prácticas desleales (dumping, subsidios y contrabando).


  • Multas y recargos. Aquí aplican pagos como el derecho de almacenaje, una cuota diaria que aplica al vencimiento del plazo para la liberación en aduanas y recintos fiscales de las mercancías ( 41, Ley Federal de Derechos).

3 formas de evitar “costos ocultos” al importar

Si bien el proceso de importación debe partir de un análisis integral ¿Cómo evitar los impuestos a la importación? Esto se logra con algunas acciones básicas que su empresa puede tomar para no incurrir en costos extra incluyen:

  1. Solicitar previamente al proveedor la información técnica de las mercancías, a fin de que el agente aduanal o la comercializadora/importadora pueda clasificarlas con tiempo suficiente.
  2. Capacitar al personal de Compras/Abastecimiento en preferencias arancelarias y obligaciones, restricciones y regulaciones no arancelarias.
  3. Homologar procedimientos, controles e indicadores, tanto para los agentes aduanales como entre departamentos de tu organización, de modo que los gerentes de Compras, Abastecimiento, Operación Aduanera y Contabilidad cumplan cada uno con su parte en los trámites, requisitos y pagos.

Si en los objetivos de su organización está prevenir errores y generar ahorros en tiempos y costos al importar materiales o mercancías, contar con el apoyo de una comercializadora y sus expertos en bases jurídicas, fiscales y de comercio internacional puede ser la mejor forma de lograrlos.

En Logycom ofrecemos asesoría en comercio exterior a empresas y particulares, con la flexibilidad de estar dentro o fuera de sus oficinas como su Departamento de Logística y Comercio Exterior. ¡Contáctenos!

Asesoría en comercio exterior

Recibe en tu correo las últimas noticias del sector

Artículos relacionados

¿Qué es el IMMEX y cómo puede impulsar sus metas de exportación?

Requisitos y documentos para exportar mercancía

Exportar puede llegar a ser un proceso sencillo si se realiza adecuadamente. Hay un […]

¿Cuáles son los programas de comercio exterior y en qué consisten?

Los programas de fomento a las exportaciones (IMMEX, ALTEX, ECEX, PROSEC y Drawback) […]