Atención telefónica

WhatsApp: (81) 1807-8104

o vía correo electrónico a:

contacto@logycom.mx

By

Importaciones de China a México: cinco preguntas frecuentes

En 2018, el mundo vivió un año de turbulencias económico-políticas que dejaron un panorama incierto para el comercio global en este 2019, particularmente por las tensiones entre potencias como Estados Unidos y China.

Logycom-comercio-exterior-china

Dicha confrontación provocó una desaceleración de la economía china, que a su vez derivó en una caída de sus exportaciones, algo que el gobierno asiático buscará compensar mediante un comercio más libre con otros países que no sean los EU, entre otras medidas.

Ante este panorama, el mercado interno en México podría beneficiarse de un mayor intercambio comercial con el gigante asiático, y las cadenas de ventas al menudeo podrían diversificar su oferta con productos de mejor calidad y menor precio.

Si usted ya estaba considerando acudir con algún proveedor chino, pero quiere saber más sobre procesos, costos y requisitos, en Logycom le compartimos las respuestas a las dudas más frecuentes sobre cómo empezar a importar a México desde China.

¿Por dónde empezar?

Antes de realizar cualquier pedido, debe saber que existen varios actores involucrados en el proceso para que sus mercancías lleguen desde los almacenes de gigantes mayoristas como Alibaba, hasta sus bodegas en Monterrey o el resto de la República.

El primero de ellos es el propio proveedor, al que conviene contactar directamente para recibir el catálogo actualizado con los precios de los productos. Asimismo esto le permitirá establecer un canal directo para resolver sus dudas sobre la calidad y los componentes utilizados en sus mercancías.

Enseguida viene la parte logística, para la cual requerirá los servicios de un operador de transporte con acceso –si sus mercancías llegarán por vía marítima– a los principales puertos de China como Shanghái, Shenzhen, Guangzhou, Qingdao, Dalian, Tianjin y Ningbo.

Una vez que su embarque alcanzó las costas de México, para recibir autorización de entrada por parte de las autoridades deberá acudir a un agente aduanal, es decir, a una persona o empresa que posee una patente autorizada por el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y que verificará por usted los requisitos para el ingreso de las mercancías en los diversos regímenes aduaneros.

Finalmente, usted requerirá los servicios de almacenaje, logística y distribución de una comercializadora profesional, que se encargue de la gestión de los procesos aduanales para que sus productos lleguen sin contratiempos.

¿Qué se puede importar?

China se ha ganado a pulso su reputación como “la fábrica del mundo”. Por eso, casi cualquier cosa imaginable que se produce en sus provincias es susceptible de ser importada y en condiciones bastante favorables, aun si México no cuenta con tratados comerciales vigentes con esta nación.

Sin embargo, el gobierno chino puede imponer tarifas temporales en algunas exportaciones de materias primas como el crudo, fertilizantes químicos y aleaciones de hierro, esto con el fin de preservar sus recursos.

¿Qué sectores tienen más aranceles?

En promedio, los aranceles a la importación oscilan entre el 2 y el 5% para la mayoría de las mercancías chinas.

Sin embargo, productos maquilados como la ropa de algodón pueden alcanzar una tasa impositiva del 24%, mientras que para el calzado ésta se eleva hasta el 26%.

¿Cuánto cuesta traer un contenedor?

De acuerdo con un cálculo del sitio Awarecon, el precio de referencia entre el puerto de Ningbo (en el mar de China Oriental) y el de Manzanillo (en el Pacífico mexicano), para un contenedor de 20 pies es de unos 850 dólares.

En tanto, para contenedores de 40 pies y 40 HQ (igual al de 40 pies pero un poco más alto) el embarque promedia los 950 dólares.

Cabe aclarar que estos costos pueden cambiar cada semana y dependen de si el traslado se realiza durante la temporada alta (antes y después del Año Nuevo chino), media o baja (abril-mayo y noviembre-diciembre).

Además, se deben tomar en cuenta los costes en destino, es decir, todos los gastos de sacar el contenedor del barco, moverlo en el puerto de un lugar a otro, nacionalización, trasporte dentro del territorio nacional, etcétera. Se estima que estos pueden elevar el valor de la mercancía entre 35 y 40%.

¿Qué requisitos mínimos debe cumplir su empresa?

Con base en el Reglamento de la Ley Aduanera, el SAT exige como mínimo:

  • Estar inscrito en el Padrón de Importadores (o en el Padrón de Importadores de Sectores Específicos, si va a importar algún producto o material de uso regulado o especial).
  • Contar con un sistema de control automatizado de inventarios.
  • Tener su expediente de comercio exterior completo y al día.
  • Estar al corriente con sus obligaciones fiscales.

De acuerdo con el mismo reglamento, se debe presentar una manifestación de valor con todos los costes a detalle involucrados en la transacción. Este reporte incluye información de documentos como la factura de compra (ya sea que se trate de un pedimento simplificado o formal), comprobantes de pago (transporte, seguros, servicios) y las guías aéreas o los documentos de embarque.

Finalmente, la aduana clasificará el producto de acuerdo con fracción arancelaria a la que pertenezca. Esta categoría puede requerir –o no– el pago de impuestos por la entrada del producto, otras tarifas gubernamentales aplicables o el impuesto al valor agregado.

En Logycom le brindamos asesoría en comercio exterior y servicios logísticos profesionales desde el inicio del pedido y hasta la entrega de la mercancía en bodega. Además, nos hacemos cargo de la liberación y el traslado de sus pedimentos, así como de la gestión de todos los trámites aduanales.

Llámenos y platique con nuestros expertos, quienes le orientarán paso a paso sobre las regulaciones nacionales e internacionales para importar productos de China y el mundo.

asesoria-comercio-exterior-logycom