Atención telefónica

WhatsApp: (81) 1807-8104

o vía correo electrónico a:

contacto@logycom.mx

By

Los 5 pasos para importar bebidas alcohólicas a México

El universo de las bebidas alcohólicas se compone de varios mundos: el del vino, el de la cerveza, el del tequila, el del brandy. Así, y pese a vivir en un país con una vasta cultura etílica, los mexicanos están cada vez más abiertos a incorporar bebidas extranjeras en sus festividades. 

Logycom-importar-vinos-licores-comercio-exterior

Valgan un par de datos que lo comprueban: según cifras del Sistema de Cuentas Nacionales, las importaciones de la industria de bebidas pasaron de 9 mil a 19 mil millones de pesos entre 2010 y 2017. Esto es un crecimiento del 211% en 8 años.

Asimismo, este indicador también señala que el consumo privado de bebidas alcohólicas y tabaco registró un aumento del 7% en términos reales entre 2016 y 2017, siendo éstos los productos de mayor demanda después del gasto en comunicaciones.

<< Conozca los documentos básicos para importar vinos a México >>

Si usted es un productor, fabricante, envasador o importador de bebidas alcohólicas, y quiere aprovechar esta ventana de oportunidad, debe tomar en cuenta todos los requisitos y procesos necesarios para que sus pedidos no se queden en la aduana y lleguen al consumidor final.

Por eso, en Logycom le presentamos los 5 puntos básicos para completar sus embarques de vinos y licores de frontera a bodega.

  1. Registro en padrones de importadores y contribuyentes

La inscripción al padrón de importadores es un requisito indispensable para personas físicas o morales que pretendan importar mercancías a territorio nacional. El Servicio de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda ha publicado una guía detallada sobre todos los pasos para completar este registro.

Adicionalmente, el SAT exige la inscripción al Padrón de Contribuyentes de Bebidas Alcohólicas en el RFC. Este abarca toda la gama de productos de alcohol, alcohol desnaturalizado, bebidas a base de uva y mieles incristalizables, que usted necesite importar y que requieran de marbetes y precintos.

Este registro también implica la presentación de trámites adicionales, como pueden ser el aviso de inicio o término del proceso de producción, destilación o envasamiento, o la Declaración Informativa Anual de IEPS y consumo por entidad Federativa.

Si su empresa importa de manera esporádica, o requiere procesar un pedido de manera inmediata y no cuenta con registro al padrón de importadores, una comercializadora-importadora como Logycom puede hacerlo por usted, y así su empresa puede simplemente enfocarse en su negocio.

  1. Presentar los certificados correspondientes

Un distribuidor de bebidas alcohólicas importadas debe trabajar estrechamente con el productor extranjero para cumplir con los documentos que le permitan sacar la mercancía desde el punto de origen e ingresarla a territorio nacional. Algunos de los más importantes son:

  • Certificado de libre venta y consumo. Es la autorización del (los) dueño(s) de las marcas a importar para su explotación en el mercado mexicano.
  • Certificado de análisis y registro sanitario. El gobierno mexicano exige que todas las marcas cumplan un estándar de calidad y salubridad certificada. Documento que emite cada país y es el fabricante quien lo proporciona.
  • Certificado Fitosanitario Internacional (CFI). Documento que valida que el producto está libre de pesticidas o químicos añadidos.
  • Certificado de origen. En caso de existir un acuerdo comercial o Tratado de Libre Comercio con el país de origen, es el documento donde se establecen las condiciones arancelarias. No confundir con la denominación de origen (DO), documento de indicación de procedencia para la protección de ciertos productos de origen agrícola.
  • Certificado de Exportación. Documento que avala al productor para poder exportar sus productos.
  1. Realizar el trámite de marbetes y precintos

Los marbetes y precintos son el signo distintivo de control fiscal y sanitario, que se adhieren en un depósito fiscal (almacén general de depósito) a los recipientes que contengan bebidas alcohólicas.

El primero corresponde a los envases cuya capacidad no rebase los 5,000 mililitros, y el segundo para los de 5,000 mililitros en adelante.

Este trámite se realiza de forma digital en el portal del SAT, requiere de un pago y algunas condiciones adicionales. Una vez aprobado, los marbetes y precintos deberán recogerse en oficinas autorizadas, aunque ya se habla de una iniciativa para que el contribuyente reciba series y folios digitales.

  1. Cumplir con la norma de etiquetado

En sus operaciones de importación vinos y licores, también deberá tomar en cuenta las disposiciones no arancelarias en materia de etiquetado, denominación y manejo higiénico.

En específico, la Norma Oficial Mexicana NOM-199-SCFI-2017 exige a productores y envasadores incluir en la etiqueta de las bebidas alcohólicas a ingresar las especificaciones fisicoquímicas, información comercial y controles de calidad.

Para esta normatividad, el gobierno tomó como referencia las normas:

  • NOM-251-SSA1-2009: Establece los requisitos mínimos de buenas prácticas de higiene que deben observarse en el proceso las bebidas.
  • NOM-142-SSA1/SCFI-2014. Requiere que cada botella tenga grabado un código que permita su trazabilidad e indique la capacidad y grado de alcoholemia.
  1. Entrada de las mercancías 

Finalmente, y una vez que su embarque alcance algún punto de entrada al país, la autoridad aduanal verificará los documentos de transporte (seguros, packing list, factura comercial) y aplicará las cuotas sobre el valor del pedimento correspondiente declarado.

En el caso de vinos y licores, la DO determina la clasificación arancelaria, y por ende, el monto del pago al Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a la introducción a territorio mexicano, que dependerá del volumen de embalaje.

Una comercializadora profesional le ayudará con la liberación y el traslado de sus embarques de vinos y licores como si fueran una compra-venta nacional. Esto a través de convenios con empresas de logística y agencias aduanales, así como con la expedición de una factura electrónica mexicana donde se desglosen el precio de compra y los costos aduanales y de importación involucrados en la operación.

Con Logycom, su empresa puede importar sin involucrarse en registros, trámites aduanales u otras obligaciones fiscales, y así obtener ahorros en tiempos y costos. Contáctenos y reciba toda la asesoría en comercio exterior que necesite.

cta-vinos-logycom-may19-v1